Llega la fiebre del miedo

Un payaso lleva décadas haciéndonos mirar de reojo a las alcantarillas