Malos tiempos para la libertad de prensa

El mes de junio está siendo dramático para la libertad de prensa. Y, sobre todo, esta semana. Por un lado, Norma Sarabia se convirtió el martes en la sexta periodista asesinada en México en lo que va de año, cuando dos enmascarados en una moto le dispararon varias veces a quemarropa. En las afueras de Europa, el Secretario de Interior británico firmó ayer la extradición de Julian Assange. Y, para rematar la jugada, la policía australiana entró el miércoles en la sede de la Australian Broadcasting Corporation y el martes en la casa de la periodista del diario Herald Sun Annika Smethurst, en busca de un informe con evidencias de que los soldados de las fuerzas especiales australianas podrían haber cometido crímenes de guerra en Afganistán.

Norma Sarabia

No es porque seamos periodistas de formación, vocación e incluso profesión [a ratos]. Es porque la libertad de prensa es la base de muchas otras libertades. Y, cuando se cometen crímenes o irregularidades, a quien hay que castigar es al culpable, no a quien lo cuenta o destapa.

Les recomendamos que lean o vean esta entrevista de Democracy Now! con el profesor australiano Joseph Fernandez y con Peter Greste, director y fundador de Alliance for Journalists’ Freedom. Greste estuvo en prisión durante cuatrocientos días en 2013 y 2014 por por cubrir la crisis política de Egipto.

Quiero leer/ver la entrevista.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s