Ibáñez o el humor sin límite

Para los millennials [ese cajón de sastre que nos hemos inventado para burlarnos de la individualidad de millones de personas], un “mortadelo” no tiene nada que ver con un personaje que dio nombre a un tebeo [traductor castellano/millennial: tebeo = cómic] y que nos acompañó durante la infancia [y gran parte de la juventud] con sus tonterías, sus disfraces y sus meteduras de pata.

El álbum del 60º aniversario de Mortadelo promete perpetuar sus paridas clásicas

Pero detrás de Mortadelo, de Filemón Pi, del Superintendente Vicente, Rompetechos [el favorito de algunos por aquí], y todos los habitantes del 13 de la Rue del Percebe se han escondido durante décadas críticas a la sociedad, a los políticos y a mil y un aspectos de la actualidad.

Ahora, a sus ochenta y dos años, Ibáñez sigue defendiendo que el humor no debe tener límites: “y eso incluye al Rey y al Papa”. A ver si algunos jueces le hacen caso, pero no lo creemos.

Estoy contento, no aspiro a nada más. Los dibujantes de tebeos no somos Messi ni Cristiano Ronaldo, ni artistas de cine.

Y detrás de cada viñeta, se esconde la personalidad única de un maestro que ha hecho durante sesenta años lo que intentamos nosotros con estas Historias: mostrar la actualidad desde nuestro punto de vista.

Así que, esta entrevista de nuestros compañeros de El País con el maestro Ibáñez es, simplemente, imprescindible.

¿Qué es la mortadelosis?

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s