Kusturica: la delincuencia más peligrosa

Emir Kusturica estaba predestinado a ser un delincuente. Sus orígenes de barrio obrero [Gorica, Sarajevo], compartido “con los gitanos”; y el hecho de que en su familia no fuesen “buenos comunistas” debían haberlo convertido en el mismo transgresor de la ley que la mayoría de sus amigos de la infancia. Su vía de escape de su destino fue el cine. “Con los años me he dado cuenta de que toda mi obra cinematográfica es una reacción a ese pasado”, dice.

La memoria es lo único que confirma que somos personas en el sentido literal de la palabra. 

Kusturica da una nueva dimensión a la expresión “Me fumo un puro”

Este delincuente de los otros, esta especie de Robin Hood intelectual, ha vivido el comunismo, una guerra y todo lo que viene después de esas cosas. En JotDown le han hecho una entrevista de esas que nos gustan a nosotros: larga y cargada de contenido. No se asusten, que se lee en un cuarto de hora como mucho y desde luego, merece la pena. Y ya de paso, vean alguna de sus películas, que son joyas.

A ver qué les ha contado este genio.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s